Di la tuya, todos tenemos opiniones

lunes, 26 de septiembre de 2016

Los incendios forestales





Desde siempre se ha utilizado el fuego, tanto en cultivos como en bosques y en la crema de madera por producción de carbón. También tenemos que constatar, que siempre ha formado parte de la evolución de los ecosistemas. Aún así, los cambios en el uso del bosque, como lo del clima, han hecho aumentar el riesgo de incendios.



Actualmente la superficie forestal de Cataluña es del 61%, una de las más altas de Europa. Estos datos, no supone ninguna ventaja, puesto que, está comprobado que cuando un territorio sobrepasa el 59%, el incendio puede ser devastador. El fuego tiene tres patas; El combustible, el oxígeno y la temperatura. Son necesarias las tres porque se produzca la llama, por lo tanto, es muy importante tener los bosques limpios (Combustible), bien con cortafuegos o cremas controladas. Si son fincas privadas, tenerlas al máximo de húmedas que se pueda. En jardines o zonas pequeñas siempre a mano el extintor.



Uno de los ámbitos donde no se tiene demasiado en cuenta, precisamente porque forma parte de un espacio húmedo, son las turberas. "Las turberas son espacios húmedos formatos durante miles de años a partir de una acumulación de materia orgánica". En determinadas circunstancias, la sequía se produce en el subsuelo. Este hecho, primero es inimaginable y según difícil de preveer. Pero con el cambio climático, si las turbas van perdiendo agua, se puede producir una rendija, la turba se podría oxidar y al calentarse entrar en combustión.



En Cataluña se pueden encontrar en los valles de zonas de montañas, donde se ha ido acumulando sedimentos y agua proveniente de la nieve. Hoy por hoy el rico de incendios es muy bajo, pero no podemos bajar la guardia al tomar medidas para parar el cambio climático.



Tessa Barlo




No hay comentarios:

Publicar un comentario