Di la tuya, todos tenemos opiniones

lunes, 23 de agosto de 2010

Las decisones

La vida está basada en decisiones, las tomamos a lo largo de toda nuestra vida y éstas marcan nuestro destino. Toda decisión tiene un tiempo de duración, después caducan y se han de ir renovando con más decisiones. Si no nos diéramos cuenta de que una decisión ha caducado, entraríamos en una situación saturada, aburrida, estática, que lleva a una inestabilidad emocional, sin alegría, sin ilusión y sin salida al futuro.

Tomar una decisión implica un riesgo, unas cosas se ganan o hay esa posibilidad y otras se pierden. Siempre en una decisión no hay nada seguro es un juego de azar, pero que debemos hacer para no estancarnos. Ejemplo; Buscamos pareja la encontramos, pasamos un tiempo conociéndola y nos tiramos a la piscina y decimos vivir en familia. Hay la posibilidad de que salga bien y por contra perdemos la libertad. Otro ejemplo, nos sale una oportunidad de trabajo muy bueno; ya tenemos uno pero no subiremos en nuestra escala, pero es fijo y seguro y el otro me abre unas puertas profesionales inmejorables, tenemos que sospesar pros y contras y decidir, ¿nos estancamos o nos tiramos a la piscina?

También hay que tener en cuenta que toda decisión pasa por la etapa “se está caducando” está llegando al final, las circunstancias por las que fueron tomadas ya no son las mismas y tampoco tienen la misma validez, es hora de tomar otras nuevas y renovar. Es una etapa difícil, estamos cómodos con lo conocido y aceptar el riesgo de la decisión se hace cuesta arriba. Sin embargo la piscina le queda poca agua y no se puede pretender seguir nadando en ella como si estuviera en ella. Lo inteligente es ajustar la decisión a los cambios que se producen.

¿Pretendes vivir en pareja con la decisión que tomaste cuando te casaste? Tu ya no eres el mismo, tu pareja tampoco, la empresa y el trabajo quedaron caducados en tus perspectivas, el mundo cambia. ¿Vas a tratar a tus hijos que crecen, son adolescentes como si fueran pequeños? El mundo evoluciona y sigue, ¿te quedas atrás o quieres avanzar?

¿Qué nuevas decisiones debo tomar para no quedarme obsoleto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario