Di la tuya, todos tenemos opiniones

sábado, 9 de octubre de 2010

Nuestra parte de culpa en la crisis

Hemos de asumir nuestra parte de responsabilidad en la crisis, por asumir riesgos a largo plazo, a base de préstamos, hipotecas y compras a plazos. Lo que se dice; estirar más la manga que el brazo y vivir por encima de nuestras posibilidades. Era un castillo de arena que al primer soplo se ha desvanecido, el aire sigue soplando lo que nos es imposible remontar y hemos perdido hasta la arena o sea el trabajo y ahora nos encontramos que lo único que tenemos son deudas, sin trabajo y sin dinero.


Pedíamos préstamos, para viajar, la comunión de la niña o el niño, para los muebles y para todo. Vivíamos fuera de control, con un consumismo caótico y sin sentido y somos los primeros que lo estamos pagando, el trabajador que solo tiene su sueldo, ni alquileres, ni ayudas del gobierno.

Me pregunto ¿somos capaces de haber aprendido la lección para el futuro? la habremos aprendido, si somos críticos con nosotros mismos y aceptar nuestra irresponsabilidad en la vida que adaptamos en el pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario