Di la tuya, todos tenemos opiniones

lunes, 7 de marzo de 2011

¿Soy negativo?

Para algunas personas relacionarse con las demás es una tarea ardua, un problema que deben lidiar cada día. Estamos rodeados de otros seres humanos, en la escuela, universidad, trabajo, en la calle, en la tienda, etc. y para ciertas personas la relación social diaria, lo soportan con gran dificultad.


Una de las causas puede ser la baja autoestima, muchos lo disfrazan con la timidez o el autoengaño de que solos están mejor. Y la peor es creer en esa fórmula de autoengaño, que todo el mundo está en contra, por una alineación de los planetas seguramente, valga la ironía. El mal está en nuestra actitud hacía los demás y como nos relacionamos.

Para empezar no debemos nunca dejar de hacer amistad a personas de diferente edad que la nuestra, todas las edades son buenas para la relación de amistad, todas nos aportan vivencias diferentes de la nuestra, todas tienen valor. No cerremos el círculo, no pongamos paredes, no nos limitemos, eso es un gran error. Y el error es nuestro, porque ponemos palabras y hechos a algo que creemos nosotros, pero que nadie ha dicho o hecho.

La actitud hace que nos encerremos más y más en nuestro mundo, aumentando la falta de autoestima, alimentada por nosotros mismos, porque un día alguien dijo aquello o lo otro, damos por hecho todo el mundo es igual. También debemos escoger las amistades ¡claro que sí!, pero no borrar a todo el mundo de la lista, porque alguien dijo no se sabe cuándo, algo que no merece ni recordarlo.

Abramos nuestra puerta al mundo, y abramos nuestro corazón, hay cabida para muchos, personas que como nosotros están esperándonos para ser nuestros amigos y amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario