Di la tuya, todos tenemos opiniones

lunes, 14 de noviembre de 2011

Quiero políticos con madera de líderes



Políticos que sepan hablar, pero sobre todo que me den seguridad sobre lo que hablan y que medios utilizaran para salir adelante en este momento que nos toca vivir. Políticos que se mojen en definitiva.


Un cabeza de partido no puede ir, con la que tenemos encima, con ambigüedades, con verdades a medias e incluso con mentiras. Que sabemos leer, seguimos las noticias y tenemos internet que nos lleva a la opinión de todo el mundo. Basta de mediocridad, quiero políticos que me respeten, no que tengan a todo un pueblo, ciudad, autonomía, nación por ganado que nos van guiando con la vara porque carecemos de cerebro, o que, si no nos guían no sabemos qué camino queremos tomar, que no somos capaces de decidir qué futuro queremos para nosotros y nuestros hijos. Basta de políticos mediocres.

         Vosotros los políticos sois los ignorantes, porque estáis siempre mirando vuestro ombligo y el de vuestros oponentes, ¿Y el nuestro? ¿Solo en campaña electoral? ¿Con que derecho os creéis mejores y nos insultáis de esta manera? Por no irme lejos daré cita al PP, en las pasadas elecciones, mintió y perdió las elecciones. Zapatero como dicen hoy en día no solo ha mentido, sino lo siguiente, un caos, disparate y un largo y… Nos mienten una y otra vez, saben, y lo saben mejor que yo, que soy un ser humilde, todas las medidas drásticas que deben tomar para toda España antes de fin de año, que las tomadas por CIU será cosas de niños,  para que Europa nos siga apoyando y que el nuevo partido que salga de estas elecciones lo tendrá que hacer sí o sí. Y callan los cobardes. Jan Gresshoff dijo: “Hay dos clases de políticos: Los que usan la lengua para disimular sus pensamientos, y los que la usan para ocultar su falta de pensamientos.”

 Las personas, el pueblo, estamos cansados. Cambiar políticos cambiar,  porque ya una vez hubo una revolución, la historia se puede repetir, y es malo para todos, pero cuando no se tiene nada que perder, se va a por todas. El ejército de los que no tienen nada que perder crece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario