Di la tuya, todos tenemos opiniones

martes, 8 de septiembre de 2015

Huyendo de Siria


 

 

El problema de todas las personas que salen de Siria, huyendo de la atroz guerra hacia Europa, ha desbordado a todos los dirigentes de la Unión Europea. Europa ha demostrado una vez más su debilidad ante un problema. Su capacidad de decisión y decidir lo correcto es tarde y mal. Tal mal, que a fecha de hoy aún no ha salido el Sr. Donald Tusk, presidente del consejo europeo, a decir unas palabras, una orientación al conflicto, nada.

Al fin la Sra, Merkel acepta refugiados, se abren fronteras, pero yo me pregunto ¿esa es la solución? parches a una oleada de personas, ¿cuantas más puede aguantar Europa?, tampoco es que este en los mejores momentos. Rusia se limpia las manos y Europa tampoco les señala, ¿miedo? volvemos a lo mismo Europa es débil.

 

EE.UU. que es el causante de todo este "enredo", declara que ellos no quieren saber nada, que el problema es de Europa, y ¿quién empezó con guerras absurdas, desestabilizando todo el oriente medio?, vosotros norte americanos metiendo las narices y las armas en donde no os llamaban. Ahora el problema es de Europa.

 

Y es un problema grave, Las personas huyen de su país, pero es un problema que hemos de mirar no solo con el corazón, sino también con la cabeza. Nos invaden miles, que no lleguen a millones de islámicos. Esa también es una realidad. De aquí a dos, tres, cinco años, cuando estén asentados en los países, empezaran a reclamar, mezquitas, derechos a su religión y forma de ser, ya no se acordaran como llegaron y como se les acogió, o no tenemos muestra de ello actualmente con bastantes menos. La historia reciente nos demuestra, que no se amoldan a la cultura que les acoge, ¡no lo hacen! Y esto es un problema grave.

 

Ahora nos piden responsabilidad, pero y ellos, que no la tienen con su propio país para cambiar las cosas, ¿por qué no lo han hecho? Porque es más fácil que el problema lo resuelva Europa.

 

Sé que estas palabras, tal vez no sean políticamente correctas, pero no por eso menos ciertas, y tal vez nuestros hijos o nietos ya no tendrán una cultura occidental todo será "islam" que es lo que nos amenazan y andan buscando. Deseo equivocarme por el bien de mis nietos y descendientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario